Jueves,

Ser universitario: 4 cosas que vivirás en la universidad

En la vida de todo joven hay un momento trascendental, un momento frente al que hay que llenarse de valor y dar la cara. Hablamos, por supuesto, de cuando Goku sacrifica su vida para acabar con Cell y todo, después de lágrimas y dolor, fue en vano. Luego de por fin superar ese desastre sentimental hay que enfrentar la Universidad. Tranquilo, la cosa es menos grave que lo de Goku, y Cuestrinarix está para guiarte. Por supuesto, ser universitario es una aventura que hay que tomar muy en serio, pero trae consigo algunos aspectos que muchas veces no consideramos y que pueden traducirse en problemas.

¿Qué es ser universitario?

La universidad es un templo de conocimiento. Sí, uno va para formarse, para aprender y convertirse en profesional, pero habrá quien diga que se parece mucho al colegio. Después de todo uno va al colegio a formarse y aprender también, pero hay que tener muy en claro que hablamos de dos cosas completamente distintas. El colegio es un espacio totalmente controlado que está ahí para ti. Los profesores están siempre pendientes de tus actividades y de tus deberes. Tienes un horario fijo que difícilmente cambia y, además tienes recreo todos los días a la misma hora. La universidad es otro planeta. Al principio vas a querer identificar cosas similares y que te recuerden a tu vida en el colegio, pero esa sensación de seguridad dura poco. Tus primeros días como universitario van a ser turbulentos. Te vas a dar cuenta enseguida que la cosa no es un juego. Aunque podría variar según tu carrera y tu universidad, te van a llover copias, deberes y actividades que podrían salirse de control, pero hay que tomar esos retos con cabeza fría y mantener el control. Cuestionarix te presenta 5 cosas que podrías encontrar en tu vida universitaria y que harán de ti un profesional de primera.

El fracaso

Si eres un estudiante de categoría en el colegio, es muy probable que la universidad sea algo más llevadera para ti, pero debes tener en cuenta que nadie es bueno en todo y el fracaso es una parte importante del aprendizaje. Es más, alguien decía que fracasar es quizá lo mejor que le puede pasar a quien está aprendiendo. Después de todo, el error es la mejor manera de mostrar lo que estamos haciendo mal y ese es el punto de partida para corregir los puntos débiles. El secreto es no caer en frustración y tener siempre presente que la equivocación es prueba de que estamos haciendo bien las cosas.

via GIPHY

El triunfo

Así como nos toca fracasar, siempre llega el momento de triunfar. Hacer bien las cosas trae consigo recompensas y reconocimientos, pero siempre es bueno tener en cuenta que los pequeños triunfos hacen uno grande y no vale la pena dormirse en los laureles. La clave está en siempre analizar detenidamente los momentos de éxito y hacernos la pregunta ¿pude haberlo hecho mejor? No se trata de opacar tus triunfos, sino de aprovecharlos para seguir aprendiendo.

via GIPHY

El poco sueño

No es un secreto que tu ritmo de vida va a cambiar radicalmente cuando entres a la universidad. Es por eso que debes organizar muy bien tus horarios y sistematizar tus actividades para que no acabes con miles de deberes por hacer a la mitad de la madrugada. Ser universitario es un reto, sí, pero eso no significa que sea imposible. Mantén un registro de las tareas que tienes pendientes y de las que ya haz cumplido. Fija un tiempo límite para cumplir con ellas, pero todo esto en función de no alterar demasiado tus horarios. Dormir poco va a perjudicar tu desempeño en la universidad, pero es parte de ser universitario.

via GIPHY

Trabajar en grupo

En la universidad vas a encontrar todo tipo de personas. Esto es algo fascinante porque te da la oportunidad de aprender de todas ellas, pero a la vez es problemático tener que trabajar con personas que piensan distinto y abordan los retos y trabajos de manera distinta. Muchas veces los criterios chocan y esto perjudica el desempeño del grupo, lo ideal es sumar las habilidades de cada miembro del grupo, y tratar que las debilidades de unos sean suplidas por las fortalezas de otros. No te imaginas lo mucho que puedes aprender de tus compañeros, así como lo mucho que aprenderán ellos de ti. Trata de que el grupo de trabajo se convierta en un equipo.

via GIPHY

Ahí lo tienes. La universidad no es un juego de niños y trae sus complicaciones, pero si manejas bien los imprevistos, las cosas se pondrán poco a poco a tu favor. No te frustres y piensa que el trabajo duro es el mejor truco para tener éxito.

Más Articulos Relacionados

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro Blog