Jueves,

Blog de Cuestionarix

Preuniversitario, ¿es una buena opción o no?

Pasar metido en un aula para prepararse quedó en el pasado

Desde que se reformó la Ley de Educación Superior en 2010, haciendo obligatoria la rendición de exámenes para ingresar a la universidad, la figura del preuniversitario han experimentado un auge debido a la cantidad de chicos y chicas que sienten la necesidad de prepararse para poder entrar a la carrera que desean.

Sin embargo, la proliferación de estos centros educativos ha sido un poco descontrolada ya que no todos cumplen con el verdadero objetivo de preparar, por lo que lamentablemente en muchas ocasiones, algunos establecimientos simplemente buscan lucrar y se preocupan poco de la formación de sus estudiantes a quienes contentan dándoles clases que a la final resultan muy parecidas a las del colegio. Factores como un aula,  exceso de compañeros y profesores que se limitan a repetir o dictar lo que está en un texto y mandar ejercicios que en ocasiones, ni ellos mismos son capaces de resolver o explicar, son métodos de preparación poco eficaces, en especial cuando un estudiante tiene que estar en el mismo ambiente educativo, es decir decir en el colegio, durante todo el día.

Por eso, el primer paso es buscar un preuniversitario que realmente cumpla con tus expectativas, uno donde no te enseñen tan solo a responder, sino donde te indiquen los procesos, las razones y el porqué de las cosas, de esa manera estarás más apto para enfrentar cualquier tipo de problema ya sea numérico o verbal porque lo que aprendes no es pura memoria, es razonamiento, y esa es la diferencia entre aprender bien y simplemente memorizar datos.

Segundo, debes buscar uno que se acomode a tus horarios y exigencias académicas, tomando en cuenta que muy probablemente tengas que asistir después del colegio, o sea, cuando ya estés cansado y lleno de deberes.  Y tercero, deberías escoger uno donde no exista sobrecarga de alumnos porque mientras más personas comparte un salón de clase, es más complicado para un profesor atender las necesidades individuales de cada estudiante.

Cuando ya tengas claro en dónde quieres estudiar debes fijarte en otros detalles que te ayuden a asimilar mejor los conocimientos nuevos que vas a comenzar a recibir. Aunque no lo creas, hay detalles mínimos que pueden inclinar a la balanza a tu favor o en contra, en otras palabras, hay aspectos mínimos que si son pasados por alto pueden perjudicar mucho tu rendimiento y posterior ingreso a la universidad.

Por ejemplo, ¿sabías que el lugar en el cual te sientes influye directamente en tu rendimiento? Parece una cosa sin importancia, pero estar sentado al frente de la clase - aunque al resto les parezca algo de 'nerds', 'cepillos' o 'ñoños' - es vital.  Las investigaciones sobre aprendizaje concuerdan en que estar al frente ayuda a mejorar la atención, distraerse menos, entender con  más claridad lo que dice el profesor y ver mejor las anotaciones que se hacen en la pizarra.

Es por ello que deberías fijarte también en la infraestructura de un preuniversitario, uno que te ofrezca un ambiente cómodo, con aulas espaciosas, claras y bien ventiladas; caso contrario tu preparación se va a convertir en un suplicio.

Otra forma de 'sacarle el jugo' a un preuniversitario es aprovechar todas las actividades que te ofrece. Entonces, no deberías ir a uno en donde lo único que hacen es darte clases y entregarte un texto. Deberías buscar uno que tenga otras alternativas de aprendizaje como foros de discusión, páginas de Facebook, ejercicios más allá de los que se dan en clase y mejor si de vez en cuando hay charlas de motivación u orientación vocacional.  Tienes que pensar que si vas a invertir dinero en esta educación preuniversitaria, la institución en la cual confíes debe darte un extra, no ser simplemente una prolongación del colegio..

Con todos estos antecedentes debes tener claro que prepararte en un preuniversitario es una opción muy válida de cara a alcanzar altos puntajes en los exámenes de admisión. Pero, así mismo, no todos los preuniversitarios cumplen con los parámetros que aseguran una formación de calidad. Ahora bien, hayq ue dejar muy en claro que nuestra generación ahora aprende de una manera mucho más eficaz si es por internet, ya que el tiempo que le otorgamos a páginas web o redes sociales ocupa al menos el 35% de nuestro día, principalmente porque no queremos aprender como lo hacían nuestros padres o abuelos, sino como nos gusta a nosotros.

Cuestionarix.com es una plataforma de educación en línea que ha preparado a 200 mil estudiantes de todo el país para que ingresen a la universidad, logrando excelentes resultados con puntajes que van desde los 850 puntos hasta el Grupo de Alto Rendimiento. Su metodología de aprendizaje está diseñada para que con solo una conexión a internet obtengas toda la preparación que necesitas, ya que las clases presenciales fueron reemplazadas por clases en vivo a través de internet, los ejercicios de práctica por una plataforma interactiva y los exámenes de prueba por simuladores que te dan resultados de tu avance; es por esto, que te podrás preparar al momento que tú desees, desde el lugar que te resulte más conveniente y a precios súper convenientes.

¿Quieres saber más de este tema? Déjame un comentario en la parte de abajo y estaré gustoso en ayudarte.

 

Más Articulos Relacionados

Deja un comentario