Jueves,

Blog de Cuestionarix

La música te puede ayudar a ingresar a la universidad

Música y educación: una combinación ideal

Piensa en tu canción favorita, no importa el género o que tan antigua sea, ¿por qué te gusta?, tal vez te transporta a algún lugar, evoca un recuerdo o te provoca alguna emoción. Sin duda, la música es una parte  importante de nuestra vida pues cuando la percibimos es innegable que nos causa una experiencia que ata lo corporal con la emoción. Aunque cada individuo le otorga una relevancia personal, ¿sabes cómo se desarrolla el cerebro de alguien que incorpora la música a su educación?

 

¿Tocar un instrumento musical?

Cuando un niño adquiere habilidades para tocar cualquier instrumento, la relación entre el hemisferio derecho e izquierdo se fortalece. ¿Por qué? Tocar una pieza musical es un proceso complejo donde se incluye las destrezas motrices de ambas manos en conjunto con la percepción auditiva y visual al momento de leer partituras (Yoon, 2000). Todas estas actividades, que son funciones de diferentes partes del cerebro, deben coordinarse de forma precisa para que un músico haga su trabajo.

Piensa rápido

Toda esta actividad cerebral coordinada desemboca en la interacción rápida entre hemisferios, a través de la zona llamada cuerpo calloso, lo mismo que aplicado a otras situaciones de la vida permite que un músico genere una respuesta más rápida ante cualquier estímulo o problema (Collin, 2014). Es por esto que si tienes que rendir cierta evaluación académica, lo más probable es que tu cerebro sea mucho más ágil que el de tus compañeros, ya que está acostumbrado a que las conexiones entre neuronas sean mucho más versátiles.

Memoria

¿Alguna vez escuchaste que la música mejora la memoria? Pues sí, tiene una influencia innegable al momento de recordar cosas. Todas las conexiones que se generan en el cerebro de los músicos les permiten almacenar y encontrar memorias de manera mucho más fácil que el resto de personas, ya que su cerebro está atado y acostumbrado a un mayor número de categorías sensoriales. Si bien, lo óptimo al momento de aprender no es memorizar cosas sino aprender a razonar, guardar contenidos académicos en tu memoria puede traerte grandes ventajas cuando tengas que evocar recuerdos de cierta clase o de algún libro leído.

¿Has escuchado de Clive Wearing o del fenómeno de Facebook Ted McDermott? Ambos se desempeñaron como músicos durante toda su vida y ni si quiera el estado avanzado de Alzheimer les arrebató su habilidad de interpretar música.

Todas estas son buenas razones para incorporar la música a tu vida diaria, ya que no solo te permitirá mejorar tus aptitudes académicas, sino que también te vinculará con nuevas personas ampliando tu percepción del mundo y, por supuesto, de tus gustos musicales.

 

Referencias

Yoon, J. N. (2000). Music in the Classroom. Obtenido de Education Resources Information Center: http://files.eric.ed.gov/fulltext/ED442707.pdf

Collin, A. (2014). Cómo tocar un instrumento beneficia al cerebro. Video

Más Articulos Relacionados

Deja un comentario